Los faros de El Rompido

El faro de El Rompido domina el paisaje de la localidad, con sus colores blanco y rojo. Sin embargo, junto a él se eleva otro faro más pequeño y más antiguo, del S. XIX. Ambos conforman la imagen más típica de El Rompido.

Un faro en la desembocadura

El RompidoEl antiguo faro de El Rompido comienza a funcionar en 1861 y se encontraba en aquél entonces frente a la Punta del Gato, es decir, en la punta de la Flecha, por lo que señalaba la desembocadura del río Piedras. El diseño de este faro, de forma troncocónica y linterna decagonal, correspondió a Ángel Mayo y es muy similar al faro de Mesa Roldán, en Carboneras, inaugurado cuatro años antes.

El faro viejo tiene una altura de 13 metros y el alcance de su iluminación era de 16 millas. A partir de la década de los treinta, debido principalmente al mayor alcance del Faro de Mazagón, se sustituye su alumbrado por uno permanente de acetileno. Así estuvo en funcionamiento hasta 1976, con la entrada en funcionamiento del nuevo faro.

El nuevo faro

El faro más alto se sitúa a tan solo unos metros de su vecino decimonónico, completando una estampa de tradición y modernidad en una sola imagen. Este faro, construido en 1975 y en funcionamiento desde 1976, tiene 31 metros de altura y se encuentra a 14 metros sobre el nivel del mar.

Su diseño es cilíndrico con bandas blancas y rojas, muy similar al faro del Puerto de Huelva, y está construido con hormigón armado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl nuevo faro de El Rompido, a diferencia del anterior, es operado a distancia por la Autoridad Portuaria de Huelva, por lo que nadie vive en él. Su número internacional es el D-2312 y tiene un alcance de 24 millas náuticas durante la noche. Los faros más cercanos en funcionamiento son los de Ayamonte y Huelva.